Hacia un nuevo marco jurídico del fútbol

Madrid, 12 de julio de 2017.- El presidente de la Asociación de la Prensa Deportiva de Madrid (APDM), José Damián González, ha sido el encargado de abrir la jornada sobre fiscalidad que, bajo el título “El fútbol español en la encrucijada de una fiscalidad mutante e insegura”, ha despertado la máxima expectación hasta el punto de llenar  el salón Francos Rodríguez de la sede de la Prensa de Madrid, escenario escogido para la ocasión.

En su intervención, el presidente de la APDM anunció futuras citas como la de hoy,  de la mano de Wolters Kluwer con quien la Asociación trabaja en un acuerdo de colaboración, siempre con el objetivo de que los periodistas tengan acceso directo, fácil,  a los temas de actualidad y a fuentes solventes, recuperando así el papel  que los profesionales de la información han de tener en nuestra sociedad y que, desgraciadamente,   unos y otros se empeñan en minimizar.

La primera de las mesas, moderada por Juan Ignacio Gallardo, director del Diario Marca, sirvió para radiografiar una relación polémica, la existente entre el deporte rey y la Agencia Tributaria,  no exenta de tópicos, y cuyo denominador común suele reducirse al manido aserto: “el fútbol no paga impuestos”. En este sentido, el primero de losintervinientes, Alberto Palomar, profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Carlos III y especialista  en Derecho Deportivo, quiso centrar el debate  con un certero análisis de dónde estamos, de dónde venimos y hacia dónde caminamos. Se refirió a ese pacto de facto en lo que se conoce como 85/15 por ciento, a la tributación especial (impatriados),  o a la razón de ser de la Mutualidad de Deportistas. También abordó, citando diferentes  sentencias del Tribunal Supremo, los evidentes cambios de criterio en la interpretación de la norma, lo que provoca una innegable inseguridad jurídica. Un hecho denunciado por la mayoría de los intervinientes a lo largo de la mañana.

Alberto Palomar, con profusión de datos y ejemplos, desmoronó también las muy frecuentes y manidas expresiones en torno al fútbol. Sostuvo en todo momento el rasgo solidario del fútbol español, su aportación al resto de disciplinas federativas, en definitiva su compromiso y su indubitada aportación a las arcas públicas. “La Ley de Presupuestos, subrayó, le impone pagar, con el dinero de las quinielas,  los Juegos del Mediterráneo. Quinielas a las que aporta también su conocimiento, calendario, cesión nombres de los clubes, herramientas para perseguir los amaños, etcétera”. Y es que, en su opinión, “cada norma que dicta el legislador le cuesta algo al fútbol, sin recuperar ni una sola de sus aspiraciones, algunas sin sentido, como el partido en abierto”. Todo apunta, prosiguió, a la necesidad de afrontar seriamente un cambio legislativo pues, es evidente, que el actual marco no satisface para nada al sector.

Coincidente en que la situación actual produce inseguridad jurídica, Clara Jiménez, del Departamento Fiscal de Pérez-Llorca y que en su momento ocupó cargos de relevancia en la Agencia Tributaria (AEAT), abogó, desde su experiencia, por dar dos enfoques -macro/micro- al problema, siempre desde la racionalidad, buscando la justicia tributaria pero teniendo en cuenta que “situaciones desiguales merecen tratamientos desiguales (85/15%)”. Para Clara Jiménez “los deportistas merecen un régimen especial” y, prosiguió, “debe haber más diálogo. Lo ha habido en el pasado. Me extraña la posición de Hacienda. Se echa de menos interlocutores capaces de alcanzar una solución pues no todo se resuelve a golpe de inspección”.

Tomás Herranz, Fiscal Anticorrupción, destacó la dificultad de su papel en el marco general de la Jornada, autoproclamandose el “Pepito Grillo” de la misma. Tras diferenciar qué es delito fiscal de lo que no lo es, el concepto de fraude -si hay engaño-, los procedimientos de regularización y los cambios normativos desde 2010 -la AEAT prosigue con sus actuaciones independientemente de que el asunto esté judicializado-, concluyó con la máxima de “que la mentira os hará delincuentes”.

Para Julio Senn, el cuarto ponente, “los casos puntuales distorsionan la realidad. El fútbol español paga impuestos. La situación actual es desagradable por cuanto supone, además del consiguiente ruido mediático, un daño a la imagen de una industria importantísima para España”. Además de resaltar que cada caso es un mundo, empleó cifras relativas al volumen de negocio, unos 3.400 millones de euros, de los que, aproximadamente, 1.200 millones de euros corresponden a seguridad social e IRPF. En definitiva, señaló, “un 34 por ciento sería la carga impositiva, algo más del diez por ciento de sus beneficios (300 millones de euros).

“Nuestro principal competidor, La Premier, nos ha tomado la delantera, cuando en los 90 era al revés”, prosiguió Julio Senn, para quien “tras el paso dado en la regularización en la venta de los derechos de televisión, hay que proseguir y dar un segundo paso en el terreno de la tributación”. En este punto se refirió también a lo que están haciendo las ligas competidoras de la española, especialmente la inglesa, quien recientemente ha alcanzado un acuerdo en la materia que favorece aún más su competitividad.

La segunda mesa, moderada por Alfredo Relaño, director del Diario AS, fue igualmente concluyente en lo referente a que no “se pretende un privilegio, sino mayor justicia y seguridad jurídica”, tal y como expresó el primero de los oradores, Enrique Bacigalupo, Catedrático de Derecho Penal, ex magistrado del Tribunal Supremo y miembro de A25 Abogados y Economistas. “La Ley tributaria no es clara”, prosiguió el Catedrático, que reclamó “un sistema donde la seguridad jurídica prime por encima de la interpretación”.

“No nos resignemos, favorezcamos un debate en busca de soluciones y atendiendo a la especificidad del sector, algo así como lo que lograron en su momento las grandes empresas”,pidió Juan Manuel Toro, Economista y Asesor Fiscal, de Emede y Asociados, y representante del Consejo General del Colegio de Economistas de España.

Por su parte, Manuel Rivero, Abogado del Estado en excedencia y miembro de Herbert Smith Freehills, sostuvo que “más que una fiscalidad mutante sería una fiscalidad evolutiva que, en ocasiones, genera inseguridad jurídica”. También, durante su intervención, quiso destacar que la fiscalidad del fútbol no difiere de la de otros sectores, aún cuando su relevancia social, su fuerza,  si magnifique cualquiera de los asuntos que le conciernen.

Clemente Villaverde,  en representación de LaLiga, manifestó  que, aunque parezca extraño, “el fútbol  profesional español es un gran desconocido. Es un sector muy regulado, pionero en la aplicación de reglas de control interno como el techo de gasto, el fair-play financiero, etcétera”. También, durante su intervención, subrayó el hecho denunciado por mayoría de los intervinientes: “ la inseguridad jurídica, los cambios de criterio en relación con las cláusulas de indemnización o el papel de los agentes. El legislar a golpe de actas e inspecciones generalizadas”. Todo ello, señaló, con un “aparente afán recaudatorio que también se vislumbra durante las inspecciones y levantamiento de actas: de inicio consignas el dinero, luego reclamas y esperas la decisión de los tribunales”.

Para Clemente Villaverde es, evidentemente, “una fiscalidad mutante, cuyos efectos inmediatos han sido demonizar al sector, obviando todos los esfuerzos que éste se ha autoimpuesto, entre ellos, el de la responsabilidad ante terceros, Hacienda entre ellos,como acreedor privilegiado”. El gerente rojiblanco y Vicepresidente Primero de LaLiga concluyó sentenciando que “seguimos el camino con el fin de salvar la encrucijada de una norma que produce inseguridad”.

La Jornada estaba auspiciada por la APDM y contó con el patrocinio de Wolters Kluver. Ambas instituciones trabajan en un acuerdo para impulsar otras iniciativas  conjuntas similares.














 

 

Compartir